Mi padre fue un emprendedor de pura cepa y mi madre es una mujer fuerte que siempre consigue lo que se propone. Heredé en mi ADN lo emprendedor de mi padre, lo sé porque no vivió un solo día con nosotros. Aprendí de mi madre a ser fuerte porque la vi luchar por lo que se proponía día tras día, sin pausa, sin desmayar.

Mi nombre es Giovanni Castillo y tengo 45 años. He trabajado para varias empresas en Guatemala, tanto locales como transnacionales, pero nunca estuve cómodo. Trabajar para alguien no es lo mío, lo heredé de mi padre. Así que durante mis años productivos he iniciado tres empresas. Dos de las cuales fueron un rotundo fracaso y me dejaron tremendamente endeudado, pero la tercera gracias a Dios está siendo un éxito.

A lo largo de los años he ido comprendiendo que trabajar “por mi cuenta” es la mejor opción. No es nada fácil desde el punto de vista emocional, la incertidumbre cada fin de mes es muy estresante, pero los beneficios de tener mi propio negocio son muchos y muy importantes como para dejarse intimidar por los obstáculos. Creo firmemente que empezar y consolidar un negocio propio, es la mejor manera de salir adelante en la vida, no importando las circunstancias en las que una persona haya crecido o se encuentre actualmente.

Ahora que he conocido más a fondo la industria de las Redes de Mercadeo, he llegado a entender que son una muy buena opción para que mucha gente pueda hacer realidad su sueño de ser emprendedor. Poca inversión, buen producto, respaldo, entrenamiento y mucho mercado potencial. Es una industria que de alguna manera democratiza las opciones, porque no importa en que momento una persona se meta a una red de mercadeo, tu puedes construir tu propio negocio y convertirlo en algo rentable.

En varias ocasiones les he dicho a mis amigos que todos deberíamos tener un negocio propio y por supuesto suena a locura porque es algo que parece imposible. Pero sigo creyendo lo mismo y voy a trabajar para conseguirlo.

He definido 2 caminos y estoy trabajando en ambos con la ayuda de nuestro gran equipo:

Niños: Tenemos un proyecto que busca que todos los niños a partir de los 4 años aprendan a leer con tecnología, sin necesidad de ir a una escuela o colegio. La idea luego es crear Escuelas de Educación Inteligente (EFI), en donde los niños puedan aprender Inglés, Matemáticas, Computación y Liderazgo.

Adultos: Enseñarles liderazgo. Es la única manera en que pueden cambiar su realidad actual y tranformarse en personas con una nueva mentalidad. Solo con liderazgo individual se puede lograr cambiar cualquier tipo de problemas o debilidades.

En este sitio web emprendemax.com podrás encontrar recursos con la idea de que puedas aprender liderazgo.

Yo tengo un sueño y es ver una Guatemala llena de gente líder, comprometida con su futuro personal, con el futuro de su familia y con el futuro de su país.

No es un sueño fácil de conseguir, pero Dios va por delante abriendo camino.